Me quedé con su sonrisa de cal y esa pizca de luz que me hizo soñar de nuevo

El corazón tiene cuerdas que es mejor no hacer sonar. Charles Dickens.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Página 10. Primeras impresiones.

Empezó explicando la literatura del siglo 19 y por suerte durante la clase no se acordó más de mí y no me dirigió palabra alguna, yo en cambio me dedique a mirar por la ventana y mirar a mis compañeros que al igual que yo no escuchaban nada de lo que ella decía. Cuando terminó la clase, escribió en la pizarra tarea para el próximo día, por suerte era jueves y no la veríamos hasta el lunes. La clase se volvió a revolver en cuanto salió de ella. La chica rubia que estaba sentada delante de mí se volvió y me miró con unos grandes ojos verdes.
-¡Hola, me llamo Caly! – Exclamó – tu eres Alexandra ¿verdad?
-Sí, puedes llamarme Alex
-Ah vale, ¡Alex! - soltó una carcajada, tenía una sonrisa extravagante pero juraría que eso le gustaba a la gente, de echo a mí me gustaba.- oye no le eches cuenta a Bacám es una bruja que solo pretendía asustarte.
-Si ya me he dado cuenta de eso con solo verla - empezamos a reírnos las dos.
-Por cierto ahora no tenemos clase porque el profesor está de baja, si quieres puedes venir a sentarte conmigo, se lo que es estar sola el primer día.
-Mmm vale. ¿Tú también te has mudado?
-No, pero me lo imagino jajaja – me hacía gracia esta chica.
-Am interesante
-¿Vives cerca de aquí? – se volvió totalmente hacia mi
-Bueno, podría vivir más cerca, estoy en la casa blanca que se ve desde el bosque
-¿Allí? Guau esa casa es impresionante da al mar y todo, yo también vivo por esa zona, podríamos quedar una tarde ¿no?
-Claro – guardé los folios que había sacado, en blanco.
-Caly ¡estabas aquí, es que salí al pasillo creyendo que te habías ido! – las dos miramos hacia arriba, la chica pelirroja estaba ahí.
-Sí, es que estaba hablando con Alex – mirándome me presento a la chica – esta es Amber, está loca pero se puede tratar.
-Encantada, yo me voy fuera, ¿Caly vienes? – vale eso no era una invitación para mí.
-No, gracias. Nos vemos luego – se marchó como si esas palabras hubiesen sido una bofetada.- No le hagas caso, esta algo alterada.
-Vale
-Bueno, entonces desde Dubái eh. Debe ser precioso viajar, sabes, yo nunca he salido de aquí.
-Es bonito viajar si – cuando viajas porque quieres.
-Mañana es viernes así que tenemos que salir, los jóvenes de por aquí solemos irnos al bosque allí ponen música y pasamos el rato ¿Te recojo mañana? - iré, no tengo algo mejor que hacer así que, lo paso bien, conozco algo de gente y me quito de estar en mi casa.
-Está bien, ¿A qué hora?
-A las 8 y media estoy allí, lo pasaremos genial
-Eso espero, si no pongo reclamaciones .Jajaja Oye ¿Quién es ese? – Le dije señalando disimulando a un chico que estaba sentado con un grupo al final de la clase y no paraba de mirarnos – no nos quita ojo.
-¿Quién, Nico? Es verdad no para de mirar… pues no sé, le pasara algo en el ojo jajá es algo raro, pero nos llevamos genial es muy simpático – El tal Nico era de un rubio increíble, parecía oro, tenía cuerpo de atleta y una sonrisa preciosa, era guapo, por lo que deseche mi teoría, ya que Caly había dicho que era simpático, Nico se levantó y se dirigió a nosotras, desvié la vista.
-Amber lo tiene fichado desde hace años, lo que pasa que es demasiado orgullosa para decírselo.
-Hola guapísimas – cuando me vine a dar cuenta Nico estaba justo al lado nuestra – creo que no te conozco, soy Nico.
-Alex
-Bonito nombre – me miraba con unos ojos celestes.
-Gracias – me entró la risa
-Mmm ¿Risa fácil eh? – Era simpático, me caía bien.
-Sí, algo así.
-Por cierto vais a venir mañana al bosque ¿verdad? – ahora miraba a Caly, le puso el brazo por encima del hombro y a Caly se le encendieron las mejillas. No reaccionaba y antes de que la tomase por tonta hable yo.
-Claro, ahora estábamos hablando de eso ¿verdad Caly? – mire a Caly y carraspee un poco.
-Eh Si claro.
-Bien, nos vemos allí. Adiós Alex –Tras esto volvió con sus amigos.
-Te gusta ¿verdad? – le pregunté a Caly
-Mmm ¿Nico? Oh no, no me gusta.
-Amm – no me lo creí para nada.
El día siguió algo aburrido en el descanso estuve dentro sola porque Caly tenía que hacer unas pruebas para el equipo de natación , probablemente también me apuntaría a eso , me gustaba hacer deporte y la natación no era aburrida , tuve matemáticas , biología , laboratorio , arte e historia . En clase de arte me lo pase genial, el señor Benneton era como uno de nosotros a pesar de su edad, entre clase hablé poco con Caly... creo que se molestó un poco por lo que le pregunte. Así que me pasé la mañana pensando en el lío que había montado… a Amber le gustaba Nico y a Caly también, pero a Nico nadie sabía quién le gustaba, esto parecía un culebrón. Saliendo del instituto vi a lo lejos el coche de mi madre.
-Caly, hasta mañana.
-Adiós Alex nos vemos.
Y así fue mi primer día de instituto. Un auténtico muermazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario