Me quedé con su sonrisa de cal y esa pizca de luz que me hizo soñar de nuevo

El corazón tiene cuerdas que es mejor no hacer sonar. Charles Dickens.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Página 15. Confesiones

Entrando en la cocina me recogí el pelo y me adentré en el baúl de la comida.
-Pues vamos a verlo- seguida de Caly miré en el frigorífico. Había un recipiente con arroz a la cubana, lo saqué.
-¿Arroz?- le pregunté.
-Mmm ¡Arroz! – exclamó empezamos a reírnos. Se sentó en una de las sillas giratorias que teníamos en la cocina, apoyada en la barra americana.
-Alex, perdón si ayer fui algo brusca con el tema de Nico… es algo complicado- me dijo mientras yo metía el arroz en el microondas.
-No te preocupes, no debí preguntártelo.- le contesté sin mirarla.
-No, en realidad quiero contártelo.
-Cuenta – me senté enfrente de ella para poder escucharla mejor.
-Sí, es verdad, me gusta Nico, pero el problema es Amber, a ella también le gusta… y somos amigas, pero ella también llama más la atención que yo es más…guapa y eso me hace sentirme menos segura. Y cada vez que intento contárselo a Nico cambia de tema como si no quisiese hablar de eso no lo sé… después también Amber se merece saberlo- mientras me decía esto se tocaba las manos como si se le fuese la vida en ello.
-Vaya… ¿sabes? creo que debes decírselo a Nico , pero en un momento que no se lo espere así no te podrá evadir, luego se lo cuentas a Amber , las dos tenéis las mismas posibilidades y no creas que ella llama más la atención que tu eh – intenté ser sincera … pero era bastante complicado.
-Sí, creo que es lo mejor. Pero cuando estoy con el me quedo tan…- lo dejó en el aire.
-Embobada, anonadada, hipnotizada…- empezamos a reírnos.
-Jajaja eh no te pases.- de repente algo de la ventana de la cocina le llamo la atención – ¿no me dijiste que estabas sola?
-Lo estoy.
-Entonces ¿Quién es ese bombón?- preguntó, en el fondo de mi mente deseaba que no se tratase de él… pero no porque estuviese allí si no porque lo había llamado bombón…Me giré y allí estaba Noam.
-Me esperas un momento ¿vale?-le puse cara de enfadada.
-¡Vale!

Saliendo de la cocina me preparé para la que sería mi primera batalla con Noam.

No hay comentarios:

Publicar un comentario